7.22.2014

PLAN MARSHALL "2.VELO" EN LA BELGICA FRANCOFONA


Las asociaciones ciclistas belgas francófonas demandan a los futuros gobernantes un Plan Marshall "2.Velo".

Cada 1 € gastado en la promoción de la bicicleta, se pueden generar de 4 a 19 €. Esto es lo que revela un Estudio sobre la economía de la bicicleta de la Región Wallona.



Pro Velo, GRACQ y L´Heureux Cyclage piden a los futuros gobernantes invertir desde hoy en una política ciclista ambiciosa, desarrollando un Plan Marshall "2.Velo" que sea económica y socialmente rentable.
En la actualidad promover el uso de la bicicleta en la Región Wallona produce de 1,3 a 3 € por cada euro invertido. Para las asociaciones ciclistas belgas, estas ganancias se pueden multiplicar exponencialmente. Para estas, una mayor inversión no solo aumenta el uso frecuente de la bicicleta, sino que además tiene como consecuencia unas ganancias económicas colectivas importantes.
Un programa pro-bici ambicioso podría generar así, que por cada euro invertido se produzcan de 4 a 19 € de retorno.

1 Billón de Euros de beneficios por año
Un aumento significativo de la bici como modo de transporte necesitaría una inversión de 22€ por habitante/año. Un ejemplo de estas políticas de este tipo es la que realizan sus vecinos de los Países Bajos con 32€/habitante/año, como ellas mismas señalan, con la consiguiente repercusión en movilidad ciclista, por todos y todas conocida.
Para las organizaciones belgas francófonas esta inversión podría generar unos ingresos cercanos a, nada mas y nada menos que 1 billón de euros anuales.

Un plus para la salud, el desarrollo, la movilidad, el empleo, etc.
Es esencialmente en materia de salud publica, en la que se traducirian los inmensos beneficios y un  mayor ahorro en el gasto sanitario. Pero las inversiones publicas necesarias para el despegue de la bicicleta (infraestructuras, medidas complementarias, campañas de promoción, realización de estudios periódicos, subvenciones a entidades ciclistas, etc.) serian igualmente compensadas por la ganancias y el crecimiento de la economía, esencialmente local, en la mejora de la movilidad, aumento del empleo y de los servicios de turismo en bicicleta de la Región Wallona.

Insisten también que si esta política no solo seria rentable para los poderes públicos regionales y la ciudadanía, sino que también para las empresas y pequeños comercios locales que pueden beneficiarse del aumento de la practica ciclista y el uso de la bicicleta como transporte.

Las asociaciones ciclistas de la Bélgica francófona, apelan así a los futuros gobernantes a invertir en este sector. Para estas, es evidente que la bicicleta es una de las soluciones a la crisis.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada